Cómo escribir un Blog post decente: las 7 claves

¿Sabes cómo escribir un Blog post en condiciones? Como bloguero, tienes libertad total para la creación y la inventiva en cuanto a tus contenidos.

No obstante, existen ciertas reglas no escritas que conviene que respetes a la hora de redactar tus entradas, si quieres que estas tengan alguna repercusión.

Las 7 claves que te muestro a continuación, te enseñarán cómo escribir un Blog post decente y te ayudarán a encarrilar tus artículos, para que no sean ignorados por tus lectores.

Un título tentador

Uno de los elementos más importantes a la hora escribir un Blog post, es elegir un buen título. ¿Y cómo debe ser un buen título, te preguntarás? Tiene que ser lo suficientemente atractivo para que el usuario de Internet quiera hacer clic sobre él.

La clave está en despertar la curiosidad. Es decir, que el lector sepa que si no entra en tu post, se estará perdiendo algo importante.

¿Quieres pistas sobre cómo redactar buenos títulos? Fíjate simplemente en cómo son los que te llaman la atención a ti cuando navegas por Internet o por las redes sociales.

¿Qué piensas y sientes al leerlos? ¿Cuándo te pica la curiosidad? ¿Y cómo son los que te motivan a hacer clic en ellos?

Una introducción que enganche

Se dice que la primera impresión es la que cuenta y lo mismo ocurre a la hora de escribir un Blog post decente.

El usuario de Internet medio tiene el dedo fácil. Si no lo enganchas en los primeros párrafos hará clic sobre el temido botón “atrás” y probará suerte con la siguiente opción.

Por lo tanto, es importante convencerle rápidamente que en tu post va a encontrar la información que está buscando.

Lo mejor en este sentido, es comenzar con uno o dos párrafos en los que resumas brevemente de qué va a tratar tu artículo o expliques las soluciones que va a ofrecer.

Tienes que ganarte al lector mediante una promesa lo suficientemente atractiva, para que decida seguir leyendo. Pero a la vez debes evitar hacer “spoiler” y entregarle a la primera la información más jugosa de tu artículo.

Despertar interés va a ser una de tus principales armas para escribir un Blog post decente.

Una forma sencilla de lograrlo puede ser, por ejemplo, presentar un problema habitual que el usuario de Internet puede tener y prometerle que en el artículo le vas a dar una solución (o varias) para resolverlo.

El índice

En general, todos los que navegamos por Internet tenemos prisa. Queremos encontrar rápidamente lo que buscamos, sin perder el tiempo.

Por esto, es cada vez más habitual poner un índice al principio del post, que enumere los diferente temas que se va a abordar en el mismo.

De este modo, si el lector busca sólo una información concreta, puede acceder directamente a la sección del contenido que considera esencial y saltarse lo demás.

Al principio de este artículo tienes un ejemplo de cómo funciona un índice. No es más que una colección de links, que enlazan con los diferentes subtítulos de tu post.

En WordPress, esto se puede lograr fácilmente y de forma automática con varios plugins. En concreto el que yo uso en esta Web se llama Easy table of contents.

El contenido es esencial para escribir un Blog post decente

¿Has causado una buena impresión al visitante de tu Web? ¿Has logrado que se interese lo suficiente para leer todo tu artículo?

¡Enhorabuena!

Sin embargo, todavía no lo tienes todo ganado. Has creado unas expectativas en el lector y es importante no defraudarle.

Ahora es cuando en realidad te la juegas. Ya no basta con un título creativo o una promesa interesante de un par de párrafos.

Ahora tienes que:

  • Darle al lector lo que has prometido (la solución a su problema, etc.).
  • Entrar en detalle para explicar bien la temática, pero sin aburrirle.
  • Presentarle la información de manera resumida y organizada.
  • Comunicar con un lenguaje que pueda entender (dependiendo del tipo de audiencia).
  • Estructurar bien el texto, para que sea fácil de asimilar.

En lo que respecta al último punto, es importante que tengas en cuenta que en Internet no se leen los textos de la misma forma que en un medio impreso, como una revista o un periódico.
En la pantalla, los textos se ven diferentes.

Cuesta más esfuerzo leerlos. Por ello, mayoría de los usuarios de Internet no leen un Blog post de forma 100% concentrada. Más bien “escanean” las párrafos y leen el contenido por encima, prestando más atención a las partes que realmente les interesan.

Si hay una gran cantidad de texto junto, el usuario va a pensar “buff, qué pereza”… y seguidamente va a abandonar.

Por eso, es importante que entregues tu contenido de forma que le sea fácil de digerir, “a cucharaditas”. Es la misma estrategia que usamos con los niños para que se coman un plato grande de comida.

“¿Cómo te comerías a un elefante?
¡A bocados!”

Así reza una conocida frase.

¿Entonces, cómo puedes lograr que se coman tu “elefante”? Haz párrafos cortos, de no más de dos o tres frases como mucho. Usa viñetas y listas. Deja espacios…

Igualmente, usa frases cortas y activas. ¡Háblale directamente a tu lector, como si de un buen amigo se tratara! Usa un lenguaje ameno.

De este modo evitarás el cansancio y mantendrás la atención su atención párrafo a párrafo.

Links internos y externos

Cuánto más tiempo permanezca un visitante en tu Web, más va a aumentar su sentimiento de confianza hacia ti. Aumentarán también con ello las probabilidades de que regrese a tu página en el futuro.

Por ejemplo, puede añadirte a sus favoritos, convertirse en un suscriptor de tu boletín de información, compartir uno de tus posts o incluso convertirse en cliente.

También los motores de búsqueda valoran positivamente, si el tiempo de permanencia de los internautas en una página es largo. Lo interpretan como un signo de calidad de los contenidos.

Por ello, es muy conveniente que pongas enlaces a otros artículos de tu Blog relacionados o complementarios. También puedes enlazar a páginas que expliquen tus productos o servicios si encajan con la temática del post.

Recuerda: tu objetivo es que el visitante permanezca en tu página el máximo tiempo posible.

También puede aumentar tu credibilidad si pones uno o más links externos a otras páginas relevantes, que complementen la información que ofreces en la tuya.

Esto lo valoran especialmente los motores de búsqueda. Pero también estarás prestando un servicio a la persona que visita tu Web, ya que puede encontrar más información interesante sobre el mismo tema.

Sólo debes tener en cuenta las siguientes reglas:

  • Pon enlaces sólo a contenidos de calidad, que realmente aporten más valor a tu artículo.
  • De preferencia, enlaza a Webs con autoridad en su nicho temático.
  • Asegúrate de que no sean páginas competidoras, sino complementarias.
  • Evita poner como texto del enlace (anchor text) tu principal palabra clave para la que quieres posicionar tu artículo. Esto podría perjudicar tu ranking en los buscadores.

La conclusión

Para escribir un Blog post decente, debes cerrar tu artículo de manera adecuada. Tómate uno o dos párrafos para hacer un sumario de las principales conclusiones que se pueden extraer de él.

Llamada a la acción

Si tu sitio Web sigue una adecuada estrategia de contenidos, tratarás siempre que tus posts sirvan para un propósito.

¿Quieres animar al lector a que te siga en las redes sociales o se suscriba a tu newsletter? ¿Te gustaría que comente u opine? ¿O quieres ofrecerle un producto o un servicio relacionado con el artículo?

¡Ahora es el momento!

Algunas de estas sugerencias o proposiciones por supuesto también puedes hacerlas en otros lugares del artículo. No obstante, si quieres escribir un Blog post en condiciones, siempre es aconsejable que termines animando a tu audiencia a participar o a comprometerse.

Escribir un Blog post decente es fácil

Como comentado a lo largo del post, se trata por lo tanto de asegurar que el lector no pierda el hilo en ningún momento.

Esto lo consigues con un título llamativo, un índice de temas, una introducción que provoque curiosidad y con un contenido que cumpla con lo prometido.

Recuerda estructurar bien el texto, para que sea fácilmente legible y asimilable, y termina con un breve resumen del post y una llamada a la acción.

No olvides tampoco incluir algunos links internos y externos, si complementan y aportan valor a tu artículo.

Si aplicas estas 7 claves para escribir un Blog post decente, seguro que conseguirás redactar artículos que enganchen a tu audiencia y la muevan a la acción.

¡Ah y por cierto! Te acabas de comer a un elefante de más de 1.400 palabras…

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar